450 Visto

Investigadores de la Universidad de Vigo, en colaboración con científicos del Instituto de Ciencias Naturales Alexander von Humboldt, de la Universidad de Antofagasta, en Chile, han estudiado la interacción del genotipo por el entorno para mejorar el tamaño del mejillón Mediterráneo (Mytilus galloprovincialis) (FUENTE: MISPECES).

La existencia de variación genotípica en rasgos cuantitativos permite utilizar la heredabilidad como papel predictivo al medir la semejanza entre valor fenotípico y genético.

El objetivo del estudio, como señalan los investigadores, ha sido la estimación de los componentes de varianza y los fenómenos de interacción de la longitud de la concha cultivado en un criadero y replicado a escala productiva.

Este tipo de estudios tiene evidentes consecuencias socioeconómicas ya que permite aumentar un 9 por ciento en una generación, lo que reduciría el ciclo de producción. Otras ventajas están relacionadas con el bienestar de los moluscos con reducir el riesgo a posibles mareas rojas.

DESCARGUE AQUÍ EL PAPER